Nacimiento de la prensa española

19 octubre, 2017

Desde que en 1455 Johannes Gutenberg inventa la imprenta y se instala la primera en España, concretamente la Imprenta Párix en Segovia en 1472, hasta que aparece Gazeta de Madrid en 1661, primera publicación de periodicidad irregular, transcurren dos siglos.

El nacimiento de las publicaciones diarias en España, se produce en el siglo XVIII, y son el fruto de dos circunstancias:

Una económica, la necesidad de las imprentas de amortizar sus instalaciones; los tipógrafos dedicados a la publicación de libros, carteles y folletos esporádicos, se vieron obligados a  la edición de periódicos, y además se convirtieron en editores y muchas veces en directores del medio.

Otra política, la posibilidad de llegar a los votantes con sus mensajes, por parte de los partidos políticos y de los candidatos a las distintas elecciones, locales, provinciales y nacionales.

Solo en las provincias con mayor población aparecen publicaciones diarias: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Cádiz. Ésta última en el siglo XVIII tenía más habitantes que Madrid y además, o quizás por ello, era al trampolín para dar el salto a Las Américas, de ahí, que gran cantidad de impresores se estableciesen en la Isla de León como ensayo para su aterrizaje en el nuevo continente.

Sin embargo, cuando se generaliza la prensa diaria en España es a principios del siglo XIX, que además de las dos circunstancias ya citadas, penetran los aires liberales derivados de la revolución francesa de 1789, arrastrados por los soldados napoleónicos en su invasión de la Península Ibérica en 1808. Algunos tratadistas de la época decían que el liberalismo entró en España en la punta de las bayonetas francesas.

En España, precisamente en 1808 inician su edición los siguientes diarios: Diario Jaén, Diario de Málaga, Diario de Badajoz, Diario de Madrid, Gazeta de Madrid, Diario de Cartagena, Diario de La Coruña, Diario napoleónico de Valencia, Gaceta diaria de Vich, Diario de Vich, Diario de la ciudad de Lérida, Diario de Tarragona, Diario de Gerona, Diario de Manresa, y en Balears, Diario político de Mallorca, que aparece el 15/06/1808 y dos meses después el 15/08/1808 pasa a denominarse Diario de Mallorca.

El traslado de Las Cortes a Cádiz, la Ley de libertad de imprenta de 10/11/1810 y la primera Constitución española, denominada “La Pepa”, de 19/03/1812; influyen decisivamente en la aparición de nuevas publicaciones diarias

En esa época el tamaño de los diarios era el de: folleto (160X220 mm), y la conservación de los ejemplares es muy buena, debido a tres motivos:

1º Tipográfico.- Letras de un cuerpo alto y sin fotografías.

2º Papel.- Denominado de hilo, de buena calidad y blancura, y de alto gramaje.

3º Encuadernación.- Los ejemplares tenían la numeración correlativa en los días sucesivos y por eso, anualmente se guardaban como un libro, preservándose de la humedad y de la luz, principales enemigos del papel.

Conforme avanzaba el siglo XIX y las fuerzas políticas se alternaban en el poder -no siempre de manera ordenada-, los distintos candidatos por una parte, y los partidos políticos por otra, se hicieron con la titularidad de las distintas publicaciones.

Con el ocaso de Napoleón y la expulsión de José I Bonaparte del trono español, vuelve Fernando VII, llamado “el deseado”; en 1814 implanta el absolutismo, derogando la Constitución, hasta 1820 en que después de un pronunciamiento militar encabezado por el coronel Riego, volvió a restablecerse “La Pepa”. Este período que duró hasta 1823, es conocido como el “trienio liberal”. En 1823 con la entrada de “los cien mil hijos de San Luís” al mando del duque de Angulema, se implanto nuevamente el absolutismo hasta el fallecimiento del monarca en 1833, a este período se le denominó “década ominosa”.

Fernando VII ha sido el rey más nefasto que ha tenido España, pasando a la historia como “el rey felón”. Durante su reinado, la prensa liberal sufrió todo tipo de censuras y cierres.

Es en 1898, con las pérdidas de las últimas colonias,- Filipinas, Cuba y Puerto Rico-, cuando los periódicos intentan organizarse como empresas, con redacción y administración, dejando las imprentas tradicionales y creando sus propios talleres. En esta época de gran hundimiento moral, social y político del pueblo español, se producen dos fenómenos:

La denominada “Generación del 98”, formada por una pléyade de escritores, poetas y ensayistas, entre los que cabe destacar a Pío Baroja, Azorín, Ramiro de Maeztu y un largo etc.

Y la aparición de una gran número de diarios, de manera que en 1898, en España se editaban 309, siendo la cantidad mayor  de los editados en toda la historia, seguida de los publicados durante la guerra civil, que entre los dos bandos contendientes alcanzaron los 269 diarios.

 

 

Antonio Ruiz

Economista

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar