Lenguaje inclusivo ¿reflejo de la sociedad?

17 julio, 2018

Hace una semana amanecí con la noticia de que Carmen Calvo había encargado a la RAE un estudio para adecuar la Constitución a un lenguaje “inclusivo, correcto y verdadero a la realidad de la democracia que transita entre hombres y mujeres”. A la vez, me tranquilizó la reacción en Twitter de Arturo Pérez Reverte decidido a abandonar la RAE si se llegara a modificar la Constitución española para tal fin.

Si he dejado pasar unos días es porque me ha costado todo este tiempo creerme la noticia. Sentía un profundo respeto por Carmen Calvo como feminista, pero resulta ser otro fiasco político que utiliza una institución como la RAE que –pese a haber vivido momentos de mayor gloria- es de todos y no debe ser utilizada con fines propagandísticos.

Ciertamente la RAE es de todos, pero como afirma su director Darío Villanueva, “ni propone, ni impone”. La Real Academia de la Lengua Española, con sus trescientos cinco años de historia, debe ser un reflejo de la sociedad. Si nuestra lengua le parece a alguien machista es porque actúa de espejo de quienes la utilizan.

La lengua siempre va por detrás de la sociedad, afirma Villanueva. Y así debe ser. Se incorporan nuevas palabras cuando la ciudadanía las utiliza y las necesita para comunicarse, como es el caso del vocablo “blog” incorporado recientemente más allá de las modas pasajeras.

En el diccionario de hoy conviven palabras o expresiones necesarias, pero también otras de mal gusto según el colectivo que las enjuicie. Así que la RAE parte de la premisa que ni va a contentar a todos ni es ésta su función. Es por ello que no se puede retirar o incluir una palabra sólo porque a alguien le moleste o se le antoje.

Villanueva es contundente cuando afirma que el diccionario no está conformado sólo por palabras bonitas porque “las palabras sirven también para ser un canalla”. Repito, nuestra lengua –no inclusiva- es un reflejo de la sociedad.

Cuando Villanueva expresa que se confunde la gramática con el machismo, yo matizaría que nuestra lengua es en realidad machista. Y en lo que estoy de acuerdo es en que no debe cambiar la RAE, lo que debe cambiar primero es la sociedad. Esta sociedad machista y patriarcal muy dada a la propaganda pero menos ducha en pasar a la acción. Una sociedad que tiene sus referentes en los políticos quienes, por cierto, la representan.

El lenguaje es una herramienta de comunicación, es la manera en la cual aprendemos y, con un poco de suerte, dialogamos. Gracias al lenguaje construimos nuestra realidad, la clasificamos y le damos forma. El hombre es en esencia un ser lingüístico, como afirma el filósofo Rafael Echevarría.

Otra vez se le olvida a una feminista que luchar por los derechos de las mujeres no puede ser sinónimo de obviar otros colectivos porque es seguir con la mirada patriarcal del binomio hombre/mujer.

En mi opinión, el lenguaje inclusivo no hace más que complicar nuestra lengua y, aún más importante, excluir a todo aquel que no se sienta identificado con el género masculino o femenino. Carmen Calvo dice querer una Constitución “inclusiva, correcta y verdadera” pero que sólo represente a hombres y mujeres porque vive aún en una sociedad que ve en la diferencia biológica de los atributos sexuales la separación de géneros.

Es cierto pues, que la RAE debe adecuarse a la sociedad si su función es la de recoger las palabras y usos que ésta genera. La misma sociedad que está muy lejos aún de reconocer a toda aquella persona que no se ajuste a los parámetros patriarcales y, me atrevo incluso a decir, de la heterosexualidad.

Laura Sargantana
Autor
Laura Sargantana

Coach Certificada ACC ICF (Associate Certified Coach International Coach Federation): Profesional, Equipos y Liderazgo Sistémico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar