LEGUINA LE LLAMA IMBECIL POR INSULTAR A LOS ESPAÑOLES (1)

15 mayo, 2018

El expresidente socialista de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina ha llamado imbécil al personajillo, ultranacionalista, al menda racista, xenófobo, supremacista del que voy a hablar por insultar a los españoles

Los años 2012 y 2013, entre otros, mandó ese pájaro los siguientes mensajes  a través de Twitter: “El fascismo de los españoles que viven a Cataluña es infinitamente patético, repulsivo y borde”, “Sobre todo lo que sorprende es el tono, la mala educación, la pijeria española. Sensación de suciedad. Horrible”.

Publicó ese espécimen en el diario El Món, el 19 de diciembre de 2012, diario independentista subvencionado por la Generalitat un artículo titulado La lengua y las bestias, en el que, entre otras perlas, vomitaba: “Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que beben odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua. Están aquí, entre nosotros. Los repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay algo freudiana en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN. Pobres individuos! Viven en un país del que lo desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia. Se pasean impermeables a cualquier evento que represente el hecho catalán. Los crea urticaria. Los rebota todo lo que no sea español y en castellano”, “Tienen nombre y apellidos, las bestias. Todos conocemos alguna. Abundan, las bestias. Viven, mueren y se multiplican”. En el mismo artículo, haciendo referencia a una anécdota de un viaje, se atreve a decir, hablando de un castellano parlante: “Una hedor de cloaca salía de su asiento. Se removía, inquieta, desesperada, horrorizada por que oír cuatro palabras en catalán. No tenía escapatoria. Un sudor mucosa, como de sapo resfriado, le manaba de las axilas. Hay que imaginarse-la, a la bestia, después de tanto tiempo!”,

El 9 de marzo de 2014 ese fulano  rindió homenaje al separatista Daniel Cardona, quien escribió artículos como el siguiente, del mismo tenor nauseabundo que el escrito por él, en el que defendió que los “catalanes son una raza superior”: “Se puede considerar al español como un elemento de raza blanca en franca evolución hacia el componente racial africano-semítico. El coeficiente de inteligencia de un español y un catalán, según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Educación y Ciencia, da una clara ventaja a los catalanes”.

La admiración que profesa ese andóbal por el capità Collons y sus compinches es enfermiza y a los que no ha escatimado apologías públicas. Miquel Badia, alias el “capità Collons” era un hombre de acción, un soldado sin uniforme, un ultranacionalista fascinado por la virilidad fascista de los años 30, fundador de las milicias paramilitares de Estat Català, fue jefe de la policía de la Generalitat desde diciembre de 1933 hasta septiembre de 1934 en que fue destituido por Companys, aunque antes de su cese, se había ganado una acreditada fama como torturador y asesino de anarquistas y sindicalistas

No hablo de un desconocido, desgraciado, vulgar, inculto al que la justicia haya enviado a la cárcel, por nazi. Hablo del abogado y escritor, que con este bagaje intelectual de racista, sinvergüenza, radical y xenófobo, Quim Torra, cuya fascinación por los partidarios del supremacismo catalán y de la insurrección armada es pública y notoria,(como recordaremos) ha prometido ahora desde la tribuna del Parlament catalán convertirse en el presidente de todos los catalanes, incluyendo a los millones de catalanes constitucionalistas a los que desprecia calificándoles como “víboras, hienas y bestias carroñeras con forma humana”.

Hará de nuevo bueno lo que con total acierto escribió Arturo Perez-Reverté: “tras conseguir empresas dignas y abrir puertas al futuro, los españoles volvemos a demoler lo conseguido, tristemente fieles a nosotros mismos, con nuestro habitual entusiasmo suicida, con la osadía de nuestra ignorancia, con nuestra irresponsable y arrogante frivolidad, con nuestra cómoda indiferencia, en el mejor de los casos. Y sobre todo, con esa estúpida, contumaz, analfabeta, criminal vileza, tan española, que no quiere al adversario vencido ni convencido, sino exterminado. Borrado de la memoria. Lean los libros que cuentan o explican nuestro pasado: no hay nadie que se suicide históricamente con tan estremecedora naturalidad como un español con un arma en la mano o una opinión en la lengua”.

MIQUEL PASCUAL AGUILÓ

 

Miquel Pascual Aguiló
Autor
Miquel Pascual Aguiló

Abogado y Arquitecto Técnico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar