7 noviembre, 2017

DIFÚNDASE la información de los honorarios que percibe el director de TV3 (la televisión catalana), Vicent Sanchis,  así como la presentadora de Cataluña Radio, Mónica Terribas, y únanse los emolumentos de ejecutivos  y consejeros de estos entes (el plus que vienen embolsándose como agentes del independentismo es de aurora boreal) y todo ello expóngase en el tablón de anuncios de la sede de los: “Sin techo” y “Okupas” del barrio del Raval en Barcelona y los gritos de: “!Sinvergüenzas , cochinos, chupópteros!”, llegarán a los confines de la tierra.

Detállese el número de embajadas que para colocar a los afines de los partidos que configuran el nacionalismo ha tenido abiertas la Generalitat y especifíquense los importes de los alquileres, luz, cargos, vehículos, etc., que se han pulverizado por esta liberalidad en los últimos años y la bonita cifra de 2.080.000 euros/mes aparecerá ante sus ojos, es decir 25.000.000 euros anuales. El mundo de la tontería; “Señor embajador, señora embajadora, señor secretario de embajada, señor jefe de protocolo, …”, ha sido financiado por el autónomo, oficinista, obrero y las gentes de buen vivir, mas a la postre pueden estar contentos ya que su esfuerzo ha servido para que Cataluña tuviera abierta una embajada en Estonia (¡ueeep!).

Precísese el importe que se gastó la comitiva que en su día fue a Bruselas para cantar las excelencias de: “La nación catalana”. Presentados en la sala de prensa de la Comunidad europea, desde el presidente de la Generalitat, “el ministro de Asuntos Exteriores”, de “Economía”, etc, estuvieron desgranando las bondades de su comportamiento y lo malísimo que eran los gobernantes de Madrid. “Articulista no incida mas en el costo de esta manifestación, que por  137.000 € importe a que se elevó el despilfarro tampoco hay por qué ponerse así”. Querido lector el tema es otro, en esas fechas murió un infante en Barcelona por carecerse de fondos para una ambulancia medicalizada, de ahí que puede asegurarle quien escribe estas líneas que si este niño hubiera sido un familiar directo del firmante, hoy estaría embebido con una novela desde la prisión.

Enumérense los organismos que para sostener la infraestructura independentista, ha instaurado la Generalitat. Tomemos un ejemplo. El Consell de Garantías Estatutarias es una especie de Sanedrín jurídico que cuida de la armonización entre el Estatut y la Constitución. Pues bien, este auténtico camelo lo forman 9 miembros con sueldos de 150 a 180.000 €/año.

Simplemente dando a conocer estas informaciones a los ciudadanos que en Çataluña anteponen la sociedad del bienestar para el conjunto de la población a las prebendas destinadas a unos pocos, obtener la mayoría en su Parlamento para quienes practican el sentido común, está asegurada.

Javier Macías
Autor
Javier Macías

Empresario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar