!Catalán a los enterradores!!

28 mayo, 2018

La Asociación de Finados Independientes, A.F.I., ha puesto el grito en el cielo (muchos se encontraban allí), al enterarse que la Dirección de la Empresa Funeraria Municipal de Palma (EFM), ha decidido exigir el nivel A1 de Catalán a los trabajadores. “!Toma ya!”, exclamó un mallorquín con madre de Inca y padre gaditano, que sólo sabia decir: “Si us plau”, a las almas en pena cada vez que las acompañaba a una asamblea de bienvenida a los nuevos socios y que por correr estúpidamente en moto se encontraba en esa dimensión.

Los finados independientes reunidos en conclave y procurando serenar el espíritu, emitieron un comunicado sumamente esclarecedor: “No nos basta con haber guardado los mandamientos para estar en paz, si no que ahora exigen que conozcamos  el catalán. ¿Podrían decirnos a los castellano-parlantes, como vamos a entender a nuestros amigos los empleados que se cuidan del traslado de los restos de un lugar a otro cada vez que pasan los años y que por deferencia profesional nos explican las razones de este cometido?”.

En un corrillo el finado que llevaba la voz cantante, aclaró la razón de este absurdo. “A través de las escuelas, organismos oficiales y medios de comunicación institucionales, están dale que te pego con el catalán y como han visto que en Cataluña ha funcionado, pretenden hacer lo mismo para Baleares. La estrategia es maquiavélica, utilizando a los colaboradores de la Empresa Funeraria pretenden meternos en el carril lingüístico, pero van listos. Iremos a visitar a su presidenta, Francina Armengol y cuando vea al Antonio que lleva 827 años sin afeitarse, se le quitarán las ganas de complicarnos la no existencia”.

La denuncia de la Sociedad Cívica Balear, S.C.B., materializada por su presidente, Cosme Bernat Brull, llama la atención sobre el carácter enfermizo del Ayuntamiento de Palma por su obsesión de imponer el catalán. Se trata de una advertencia seria ya que sin consultar a los Sindicatos y a las Asociaciones, se están cargando no sólo la lengua vehicular como es el castellano, si no la de los ancestros, concretamente el mallorquín.

La fijación por seguir los pasos de los independentistas catalanes que tienen como objetivo la mininación, ha generado que los barrenderos de Emaya, así como los hamaqueros de la Playa de Palma si quieren ganar el sustento, deberán aprender catalán. Que el mundo de la tontería a causa de los móviles se haya asentado en algunos cerebros es comprensivo, pero el hecho de que el Gobierno central no resuelva con un decreto-ley este dislate y  sigamos enredados con recursos y contra recursos (la movida de papeles nos cuesta mucho dinero), es lo que las mentes racionales no acaban de entender.

Javier Macías
Autor
Javier Macías

Empresario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar